lunes, 16 de septiembre de 2013

Kris la astronauta

Me llamo Kris y me gusta el agua. Mucho.
Mi madre dice que no es normal, pero desde que en el cole la profe dijo que las personas estábamos hechas de agua, me siento persona.
Cuando llego a casa abro el grifo de la cocina y observo el agua correr por la pila. Me gusta ver los remolinos que hace y cómo se lleva las migas de pan de la merienda.
En invierno, cuando la lluvia no se queda en el cielo y baja, me pego a la ventana de mi cuarto durante horas y ocurre lo mejor de todo: el camino desaparece, todo alrededor se llena de nubes de algodón y me convierto en astronauta.


dos niños reflejados en agua

Fotografía de Alain Laboile

Si te ha gustado, también te gustará:
Queridos reyes magos
Kubrick y el amante desconocido
El beso de la sirena

12 comentarios:

  1. Los mundos interiores de cada uno son un intrincado laberinto de sentimientos, ideas, imágenes...Fantástico, realmente es un texto que abstrae. Gracias Cristina, un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alfmega, realmente no se sabe lo que una lleva dentro hasta que algo, en este caso una foto, lo hace aflorar.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Esta foto es el alma del post, el texto no es más que una excusa para publicarla.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Gracias Abel, viniendo de rockero es un cumplido.

      Eliminar
  4. Me ha encantado el texto Kris, tienes que sacar más a menudo esa "tormenta" creativa que llevas dentro.
    Has hecho una conjunción perfecta.
    Enhorabuena!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Juan, pero soy muy muy tímida para estas cosas. La foto me obligó.

      Eliminar
  5. Ya sabes lo que pienso...mejor mil palabras,que una imagen...me alegro de que te decidas a mancharte de tinta,aunque la excusa sea una maravillosa imagen

    ResponderEliminar