viernes, 13 de junio de 2014

Noche de Viernes 13

Dicen que hay cosas que no se deben de contar, pero yo no cuento.
Ocurrió cuando tenía 13 años o así. Era viernes y 13 , como hoy, me acuerdo porque esa noche estaba viendo una película de terror en la tele. Mis padres habían salido a cenar y estaba sola y a oscuras, tan sólo me iluminaba la pantalla del televisor.
De repente, oí un ruido en la puerta, un ligero tok tok. Intrigada, la abrí y en la penumbra apareció mi nuevo vecino, alto, delgado, sólo ojos grises fríos y profundos, muy guapo.
Sentí un escalofrío. Paralizada, no podía apartar mis ojos de él. Se inclinó un poco y con una voz que nunca olvidaré me dijo:
- "¿Quieres jugar conmigo?"
-  ....
- " ¿De qué tienes miedo?"
- " No tengo miedo"- dije con un hilo de voz.
- " Sabes que las niñas buenas van al cielo ... tu quieres ir al cielo?"
- " No, yo quiero ir donde me dé la gana"- le dije más decidida y expectante.
- " Ven"- me dijo mientras me tendía la mano.

Y me fui con él. Nunca volví a ser la misma. Nunca le olvidaré.


brazos alzados de mujer tumbada encima de hierba de noche

2 comentarios: