lunes, 6 de abril de 2015

A Twin Peaks por el Camino de Baldosas Amarillas

No me llamo Dorothy ni soy de Kansas, pero tengo unos zapatos rojos geniales que me llevan a no sé dónde por este camino de baldosas amarillas que un día me encontré por casualidad, o no.
Caminando y caminando, me he topado con varios hombres de hojalata roñosos, con bastantes leones afeitados, cantidad de espantajos, y ningún mago. Todavía.
Acabo de llegar a Twin Peaks. Qué bien huelen los abetos Douglas !!. Estoy deseando conocer al Agente Especial Dale Cooper y a Windom Earle (me encantan). Y también al Sheriff Harry S. Truman, claro, junto a los chicos del Bookhause. Pero primero voy a desayunar un café solo y probar el pastel de cerezas del R R Diner de Norma, sin wifi y con rockola. Quién sabe, a lo mejor me encuentro con lady Leño.
Por la tarde iré a The Road Hause, a tomar unas cervezas y charlar con Laura Palmer y Donna, y contemplar a Audrey bailar al son de esa música tan tan ... maravillosa y mágica. Como Twin Peaks, donde las lechuzas no son lo que parecen y almas de los sueños vagan por el bosque.

mujer caminando hacia twin peaks por camino de baldosas amarillas
.
Si te ha gustado, te gustará
Sueño de Hielo y Fuego
ARKHAM
Gotham

0 comentarios:

Publicar un comentario